Purgue los radiadores al menos una vez al año

  • Purgue los radiadores al inicio de la temporada de calefacción y no los cubra ni coloque delante de ellos ningún objeto que dificulte la transmisión del calor.